Patriarcado Ecuménico

---
¿Qué es el Patriarcado Ecuménico?

El Patriarcado Ecuménico es el principal centro eclesiástico de la Iglesia Ortodoxa en todo el mundo. La historia de la Iglesia Ortodoxa se remonta al Pentecostés y a las primitivas comunidades cristianas fundadas por los Apóstoles con el propósito de dar testimonio de la obra salvífica de Dios a través de Jesucristo.

Cuando el Apóstol San Andrés llegó a Bizancio en el año 36 dC, conforme a la Sacra Tradición, en contraste con los centros cosmopolitas, como Esmirna y Éfeso, fundó la Iglesia en una pequeña aldea de pescadores donde vivió durante dos años, antes de alejarse de las playas del Bósporo para dirigirse a Grecia para predicar el Evangelio de Cristo. Después de su partida de este pequeño asentamiento del Imperio Romano, Stajis, uno de los Setenta Discípulos de Cristo, le sucedió y pastoreó la pequeña ciudad provincial durante 15 años. Trescientos años más tarde, en el año 330 dC, esta ciudad saltó a la fama cuando Constantino Magno transfirió la capital del Gran Imperio Romano a Bizancio y sustituyó su nombre por el de Nueva Roma. No obstante, la ciudad fue conocida como la “ciudad de Constantino que en la versión castellana es Constantinopla (de Constantino-polis). En este contexto más de 270 Patriarcas han considerado ser sucesores del Apóstol San Andrés.

Salón del trono en la sede del Patriarcado Ecuménico

Con el tiempo las comunidades cristianas crecieron, ciertas ciudades se convirtieron en importantes centros eclesiásticos y a sus obispos les fue reconocida cierta preeminencia como autoridad espiritual. Los cinco mayores de estos centros adquirieron el estatus de Patriarcados: Roma, Constantinopla, Alejandría, Antioquia y Jerusalén. La Iglesia Ortodoxa es una comunión de jurisdicciones administrativas independientes unidas en una comunidad de fe y de culto.

Después que el Cristianismo se convirtió en religión oficial del Imperio Romano, la Iglesia de Constantinopla debió desempeñar un creciente e importante rol en los asuntos de la Iglesia Cristiana Universal. Como reconocimiento de este hecho, el Segundo Concilio Ecuménico de la Iglesia en el año 381 dC en su Canon 2 otorgó al Arzobispo de Constantinopla el segundo lugar de honor en la Iglesia, después de aquel del Obispo de la Vieja Roma. En el año 587 el Arzobispo de Constantinopla adquirió el título de Patriarca Ecuménico. En menos de un siglo más tarde, el Canon 28 del Cuarto Concilio Ecuménico (451 dC) reunido en Calcedón, confirmó la posición del Obispo de Constantinopla como segundo en el orden eclesiástico después del Obispo de Roma. Después del Gran Cisma que produjo la división entre el Patriarcado de Roma y los Patriarcados del Oriente (1054), la Iglesia de Constantinopla quedó en el primer lugar de la jerarquía eclesiástica de las Iglesias Ortodoxas.

Su Suma Santidad Bartolomé, Arzobispo de Constantinopla, Nueva Roma y Patriarca Ecuménico
¿Quién es el Patriarca Ecuménico?

Su Suma Santidad Bartolomé, Arzobispo de Constantinopla, Nueva Roma y Patriarca Ecuménico, es el 270º Obispo de la Iglesia local que tiene una antigüedad de casi 2000 años, y fue fundada por el Apóstol San Andrés, el primer llamado discípulo de Jesucristo, en la ciudad entonces conocida como Bizancio, más adelante como Constantinopla y actualmente Estambul. Como Arzobispo de Constantinopla, Nueva Roma y Patriarca Ecuménico, el Patriarca Bartolomé ocupa la Primera Sede de la Iglesia Ortodoxa y la preside en un espíritu fraterno como primero entre pares. Hoy, el Patriarca Ecuménico Bartolomé, que fue entronizado el 2 de noviembre de 1991, es el líder espiritual de casi 300 millones de fieles en el mundo y sirve como el portavoz de la Iglesia como un todo.

¿Cuál es el rol del Patriarcado Ecuménico en la Cristiandad?

Hoy el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla ocupa el primer lugar entre los demás Patriarcados e Iglesias Ortodoxas Autocéfalas y Autónomas de todo el mundo. El Patriarca Ecuménico Bartolomé tiene bajo su responsabilidad histórica y teológica la iniciativa y coordinación de las actividades de las Iglesias de Alejandría, Antioquia, Jerusalén, Rusia, Serbia, Rumania, Bulgaria, Georgia, Chipre, Grecia, Polonia, Albania, País Checo y Eslovaquia, Finlandia, Estonia, y numerosas eparquías en el viejo y en el nuevo mundo. Por más de quince siglos, el Patriarcado Ecuménico ha sido el nexo en la vida espiritual de la Iglesia Ortodoxa.

El Patriarca Ecuménico vocero de la Iglesia Mártir del siglo XXI.

El Patriarca Bartolomé personifica la memoria de la vida y del sacrificio de la Iglesia Ortodoxa Mártir del siglo XXI. Después de ascender al Trono Ecuménico en 1991, viajó por el mundo Ortodoxo llevando un mensaje de restauración y de renovada esperanza. Ha impulsado la restauración de la Iglesia Autocéfala de Albania y de la Iglesia Autónoma de Estonia. Ha sido una permanente fuente de apoyo espiritual y moral para esos países tradicionalmente Ortodoxos que emergieron después de décadas de persecución religiosa a gran escala, detrás de la cortina de hierro. Es un testimonio vivo frente al mundo, de la dolorosa y redentora lucha de la Ortodoxia por la libertad religiosa y por la dignidad inherente de la persona humana.

El Patriarca Ecuménico vocero de la Reconciliación en el Nuevo Milenio

El Cristianismo Ortodoxo se sitúa en las líneas divisorias de la civilización moderna, entre el Occidente, el Islam, el Judaísmo y el Lejano Oriente. Los Cristianos Ortodoxos conviven tanto con los Cristianos del Occidente, como con los Musulmanes y los Judíos del Oriente Medio, los Hindúes y los Budistas del Lejano Oriente.

En Noviembre de 1996, el Patriarca Bartolomé realizó la primera visita a Hong Kong de un Patriarca Ecuménico. Fundó allí una Arquidiócesis Ortodoxa, que cuando Hong Kong retornó al control de Pekín, el 1º de julio de 1997, se convirtió en la primera presencia oficial del Cristianismo Ortodoxo en China, después de la Segunda Guerra Mundial.

Como ciudadano de Turquía, la experiencia personal del Patriarca Bartolomé, le provee de una singular perspectiva para continuar el diálogo entre el mundo Cristiano y el mundo Islámico. Ha hecho valiosas contribuciones para la resolución global de conflictos y para la construcción de la paz, como en el caso de la ex Yugoslavia. Ha trabajado persistentemente para promover la reconciliación entre las comunidades Católica, Islámica y Ortodoxa de la región.

El rol del Patriarca Ecuménico, como el principal líder espiritual del mundo Cristiano Ortodoxo y como figura transnacional de importancia mundial, sigue siendo cada vez más activo con el paso del tiempo. Co-patrocinó la Conferencia para la Paz y la Tolerancia celebrada en Estambul en 1994, reuniendo a Cristianos, Islámicos y Judíos. Co-patrocinó con Su Alteza Real el Príncipe Felipe de Gran Bretaña, una Conferencia Anual sobre el Medioambiente. Su Suma Santidad es miembro fundador y vicepresidente de la Sociedad de Derecho Canónico de las Iglesias Orientales. Fue miembro de la Comisión Fe y Orden del Consejo Mundial de Iglesias durante 15 años, ocho de los cuales fue su presidente. Participó en las Asambleas Generales IV, VI y VII del Consejo Mundial de Iglesias, y en el último fue elegido como miembro de los Comités Ejecutivos Centrales. Todo ello, junto a sus inspirados esfuerzos a favor de la libertad religiosa y de los derechos humanos, coloca al Patriarca Ecuménico Bartolomé en el rango de los más destacados apóstoles del amor, de la paz y de la reconciliación de la humanidad.

Dirección postal:

Su Suma Santidad el Arzobispo de Constantinopla, Nueva Roma y Patriarca Ecuménico BARTOLOMÉ
Rum Patrikhanesi, Fener-Haliç 34220.
Istanbul, Türkiye
Teléfono:(+90212) 531-9670/6
Fax:(+90212) 525-5416.
Web: www.ec-patr.org y www.patriarchate.org
Correo electrónico: patriarchate@ec-patr.org

© 2006 / Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica / Todos los derechos reservados.