Santos - Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica

San Hilario el Joven abad del monasterio Dalmacia.
San Hilario el Joven abad del monasterio Dalmacia.
El Santo nació en Capadocia alrededor del año 775, sus Padres Theodocia y Pedro, prestaban servicios en el palacio, siendo ellos muy devotos, se lo transmitieron a su hijo Hilario, que a temprana edad sintió en su corazón la llama de la Fe, y tomo la decisión de ir al monasterio Xironisu en Constantinopla.
Allí se dedico al estudio y al ejercicio espiritual, luego se dirigió al monasterio de Dalmacia donde lo ordenaron Monje y paso un periodo de unos 10 años donde la humildad, paciencia y su gran corazón era un ejemplo para todos.
Esto lo llevo a ser elegido abad del monasterio. luego de un breve periodo comenzó un grave problema en la iglesia con los iconoclastas, los Patriarcas Leon de Armenia, Teodoro de Melisino trataron de interrumpir la tranquilidad de San Hilario.
Pero él con su valor característico, se opuso a esto y con altura mostró su paciencia y su fe ortodoxa. Entonces comenzó la persecución del Santo con restricciones en monasterios, encarcelamientos, golpes y un exilios de ocho años.
Finalmente soportó estas pruebas, inspirado por las palabras de San Pablo: “Comparte nuestros sufrimientos, como buen soldado de Cristo Jesús....Así mismo, el atleta no recibe la corona de vencedor si no compite según el reglamento”. (2 Timoteo 2:3,5)
San Hilario luego del triunfo de la Ortodoxia en el séptimo concilio Ecuménico (Universal), donde se Afirmó la legitimidad de los íconos como expresiones verdaderas de la Fe Cristiana, volvió a su monasterio, muriendo tres años después, a los 70 años, en paz y tranquilidad.

© 2006 / Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica / Todos los derechos reservados.