Santos - Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica

Santa Dominga, la Gran Mártir
Santa Dominga, la Gran Mártir
Era hija de Doroteo y Eusebia. Ellos no tenían hijos y rogaban a Dios que les de uno. Efectivamente, Dios se digno y esta pareja cristiana concibió un hijo. Nació día domingo y por ello le dieron el nombre de Dominga.
Durante la persecución de Dioklitianú sus padres fueron arrestados y luego del interrogatorio torturados y decapitados por el Duque Ioisto. Dominga fue derivada al Cesar Maximianó y desde allí al soberano de Bizinias Ilarianó quien le notifico que su belleza era para placeres y no para torturas. Entonces Dominga le contesto:”Ni a mi juventud ni a mi belleza doy el mas pequeño cuidado y las cosas terrenales mas brillantes son temporales, como las flores y huecas, como las sombras. Hoy, Comendador, soy bella, mañana una vieja fea; ¿he de hacer, entonces, centro de mi vida mi belleza? Su valor, no obstante, lo supe con las arrugas que la esperan y al sepulcro que iran. (“y la tumba que la llama” se refiere a que no le serán útiles en la tumba). ¿Pensaste, pues, que cometería la atroz inconciencia de perder mi eterno esplendor para quedarme un poco mas en la tierra? Por eso te lo repito Comendador: “soy y seré en la vida y en la muerte cristiana”. Enfurecido Ilarianós la torturo duramente y ordeno que la decapiten pero antes de que caiga la espada orando ella entrego su alma al Señor.


© 2006 / Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica / Todos los derechos reservados.