Santos - Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica

San Benedicto
San Benedicto
Nuestro Venerable Padre Benedicto.
San Benedicto nació en los años 480, en las cercanías de la ciudad de Nurcía, del ducado de Espoleto, en Italia. Dios lo destinó a ser precursor y padre de un gran número de santos, y lo condujo desde muy niño a la soledad, en la cual vivió tres años, desconocido de todos los hombres, excepto de un monje, llamado Romano, que se ocupaba de llevarle un poco de pan.
A pesar del cuidado que tenía para mantenerse oculto, la fama de su santidad comenzó a divulgarse y con el tiempo fue conocido por los religiosos hombres del Monasterio que se hallaba cerca del lugar de su retiro, los cuales desearon hacerlo como rector. Benedicto se resistía mucho tiempo a aceptar este cargo, y les anunciaba que su manera de vivir no se podría ajustar a la suya. Finalmente, se dejó vencer, y se encargó del gobierno del Monasterio. Pero muy pronto se arrepintieron de su elección. Descontentos por su regularidad, intentaron quitarle la vida con el veneno que le echaron a la bebida. Pero cuando el santo abad bendijo esa bebida, el vaso que tenía veneno se hizo pedazos. El hombre de Dios comprendió su perversa intención. Los juntó a todos, y les declaró que les perdonaba su delito; y renunciando el cargo del rector del Monasterio, volvió a su soledad. Pero no pasó mucho tiempo, cuando la fama de su santidad y de sus milagros se extendió a todas partes, y atraía mucha gente que tenía el deseo de entregarse a su dirección y gobierno. Entonces, él se vio obligado a fundar doce Monasterios, en cada uno de los cuales puso doce monjes con un superior.
San Benito profetizó el día de su muerte. Seis días antes ordenó empezar con su sepultura. Inmediatamente se le fue levantando fuertemente la fiebre, y como ésta iba aumentándose todos los días, su lecho fue llevado a la Iglesia por sus discípulos, donde recibió el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, y levantando los ojos y las manos al cielo, entregó su alma en manos de su Creador en Marzo del año 543 a la edad de 62 años.
© 2006 / Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica / Todos los derechos reservados.